Close

Gabriela Bassani

Buscaba un lugar donde mis hijos pudieran aprender inglés en forma relajada, sin presiones pero con entusiasmo y alegría. En California School encontré todo eso y más: la posibilidad de adaptarse a las necesidades de cada niño, los beneficios del aprendizaje en grupo y la incorporación del juego y el arte como herramientas de aprendizaje del idioma. Actualmente mis dos hijos y yo somos alumnos del Instituto y estamos orgullosos de formar parte de la comunidad de California School.